miércoles, enero 25, 2006

¿Importa?

Tengo a medias un montón de asuntos, tantos que prefiero no pensar en ellos para no agobiarme. Es mejor seguir adelante, poco a poco, e ir cerrando cosas con calma.

Por otro lado en el trabajo las cosas no van bien; pero soy consciente de que podrían ir mucho peor, así que que aunque me quejo, lo acepto.

Pero...

Ayer (...) me regaló una canción, la cantamos juntas mientras sonaba y nos besamos cuando acabó. Me encantó. Y mira que tuve miedo cuando me dijo que había una canción que la hacía pensar en mí, ¡a saber cuál era! No, acertó. Volvió a acertar. (...) también sabe cuál es la canción que me hace pensar en ella, sólo que aún no hemos tenido ocasión de oírla estando juntas.

Pronto volveré a ver a (...). ¡Tengo muchas ganas de estar con ella! De compartir los juegos, las miradas, caricias, besos y abrazos. De charlar de una y mil cosas, y escuchar dulce música (dulce para nosotras) mientras compartimos algo muy especial.

Tras varias intentonas por parte de ambas, al fin volví a hablar con (...). La quiero mucho, es mi pequeña. Ella saca lo mejor que hay en mí. Ya una vez me salvó de las tinieblas con su inocencia y cariño, y con sólo unas cuantas palabras suyas hacen de bálsamo purificador en mi interior. La echo de menos, pero confío en que podamos vernos pronto.

Estoy volviendo a hacer algo que en su día dije que no repetiría, coquetear con alguien que conocí, por casualidad, en la red. (...) parece tan mimosa como yo, sincera y con caracter, tenemos mucho en común en nuestra forma de pensar, aunque de nuevo, vive lejos.

Y hay más personas que me aprecian, valorando quién y cómo soy, a pesar de mis rarezas y extraña forma de ser.

No obstante, no tengo novia. ¿Importa?

Quizá sea algo que siempre importa, pero no voy a permitir que sea algo que me quite el sueño ni ensombrezca la buena época que estoy viviendo. Porque sin engaños, sin juegos, sin falsas pretensiones ni embaucamientos, todo lo que estoy sintiendo (de ida y de vuelta), es verdadero.

Chic@s, lo siento pero sigo con todo manga por hombro y sin tiempo para estar al tanto de nada. Este rato que he aprovechado para escribir ni sé de dónde lo he robado (supongo que ya luego me pasará factura, seguro). Y reitero mi petición de que, aunque no escriba, no os asustéis, no significa que me haya pasado nada malo, aunque agradezco (y valoro) vuestra preocupación. El email sí tengo ocasión de poder consultarlo más a menudo (así es como me entero de los comentarios que me escribís), así que si me necesitáis para algo u os apetece escribir unas líneas, en el perfil lo tenéis.

¡Un beso!



miércoles, enero 11, 2006

Ausencia

Tranquilidad, estoy viva. El cambio de año no ha podido conmigo.

Pero al igual que hay cosas que cambian, hay otras que no; entre ellas la falta de tiempo para dedicar al mundo Blogger.

Tengo todo abandonado, pero al igual que esto muchas otras cosas, además de a muchas personas. Pero no os olvido, a nadie, e iré tratando de reentablar el contacto como buenamente pueda. Sólo os pido paciencia y comprensión.

¡Besos!