jueves, febrero 23, 2006

Cierre (de momento temporal)



Una despedida

Lo lamento, pero dados los problemas por los que estoy pasando y el poco tiempo que le puedo dedicar al blog, a pesar de haberme resistido durante los últimos meses, no me queda más remedio que anunciar mi despedida (al menos temporal) de este medio.

Aún así, no voy a borrar el blog ni sus contenidos, pues creo que en sus líneas quizá pueda existir algo de interés que no deba ser eliminado de una forma tan caprichosa.

Mi correo electrónico figura en mi perfil, por si alguien desea llegar hasta mí.

Un cálido saludo, sin olvidar que he disfrutado de una grata estancia por estos lares.

¡Un abrazo!